Rama Rutas

La fase Rutas es la última etapa de los scouts antes de pasar a ser educadores, en ella poseen más libertad para elegir sus proyectos personales, actividades y compromisos sociales que en cualquiera del resto de las ramas.

Generalmente, los rutas están formados por chavales de entre 17 y 20 años, que se reúnen libremente y deciden juntos que quieren hacer, fijándose unos objetivos de trabajo y progreso personal y colectivo, y que actúan en su entorno social para ayudar a transformarlo.

La forma de trabajo es la AUTOGESTIÓN:

  • Participación de los miembros en la toma de decisiones y en la realización de actividades;
  • Confianza entre los miembros;
  • Comunicación.
  • Colaboración en el trabajo.


OBJETIVOS DE LA ETAPA RUTA

El objetivo de la etapa ruta es el que a su final el joven trace un proyecto personal de vida que marque un desarrollo global e íntegro de la persona, esto es, que abarque todas las dimensiones desarrolladas de la persona:

DIMENSIÓN FÍSICA:
Personas que vivan su cuerpo con plenitud, sanas, sensibles...
DIMENSIÓN PERSONAL:
Personas que asuman su puesto en la construcción del mundo.
DIMENSIÓN SOCIAL:
Personas preocupadas por los problemas de la sociedad, comprometidas con su entorno.
DIMENSIÓN ESPIRITUAL:
Personas que sepan descubrir en todas las realidades la mano de Dios y que no busquen protagonismo en su servicio, aún gratuito, en la sociedad.

Etapas de la rama ruta:

PRIMERA ETAPA: ACOGIDA

  • Fomentar el conocimiento mutuo, actitudes, valores, inquietudes …
  • Cimentar la fundación del clan.
  • Redactar y firmar la Carta de Constitución del clan.
  • Confeccionar el proyecto personal de vida y acción.
  • Comprender la metodología de la rama.
  • Conocer y reflexionar sobre metodología scout en general.
  • Aprender a planificar y a programar.
  • Sentar las bases de la comunidad cristiana que pretenden formar.

SEGUNDA ETAPA: DESCUBIERTA

  • Trabajar el proyecto personal de vida y acción.
  • Elaborar la memoria evaluativa individual y comunitaria de esta etapa.
  • Desarrollar acciones continuadas, a iniciativa propia o siguiendo el plan elaborado por el clan.
  • Colaborar en actividades, campañas o situaciones en las que le sea preciso.
  • Reflexionar sobre el sentido de servicio que realizan y las consecuencias que les aportan tanto personal como en el conjunto del clan.
  • Reflejar el compromiso del clan como comunidad cristiana en sus acciones hacia las demás personas.

TERCERA ETAPA: SERVICIO

  • Considerar al clan como una comunidad scout de referencia en el seno del grupo scout.
  • Elaborar la carta de despedida por parte de cada ruta.
  • Mantener un programa de actividades de formación permanente en el seno del clan.
  • Definir el estilo de vida del clan partiendo de la reflexión y la realidad personal.
  • Poner en común de vez en cuando las experiencias vividas en su opción.
  • Fomentar que haya muchos momentos de encuentro y relación
  • Planificar esta etapa de la manera mas clara y consensuada posible.

CARTA DE CONSTITUCIÓN

Es un documento que refleja los contenidos del clan como colectivo, es decir, una promesa colectiva, que cada ruta individualmente asume. Una declaración de intenciones, que refleja el camino a seguir por el clan en todos los ámbitos y define a sus miembros.
Para ello, el conjunto de rutas deben tener asumida la metodología ruta, y comprendida con claridad, y deben tener superados los objetivos de la etapa de encuentro para poder afrontar las siguientes etapas.


Estos son los elementos mínimos que deben de constar en la Carta:

  • Quien forma el clan: identidad y simbología del clan.
  • Una definición del clan sobre si mismo.
  • Intenciones del clan durante la ruta, propias de ellos, tras el descubrimiento y conocimiento de la rama en la etapa de encuentro.
  • Compromiso con las tres opciones: con ellos mismo, con la sociedad (servir), como comunidad cristiana.